Privacidad

8 formas de dar la mejor mamada

Opinion sobre citas 895857

Testimonio: Infidelidad Redescubrí la pasión con un extraño Éramos la pareja perfecta ante los ojos de la gente. Pero mi vida sexual era de pena. Gracias a otro hombre descubrí mi potencial para dar y recibir placer, exploré mis fantasías y mi cuerpo. Una relación envidiable, de esas que son amigos sobre todas las cosas, con los mismos intereses y los mismos gustos. Pero algo faltaba. Era la típica mujer casi asexual, fruto de una crianza que yo creía moderna, por aquello de que me explicaron muy bien cómo se hacen los niños y todo eso, cuando en realidad lo que deberíamos saber es que los niños hay que hacerlos preferiblemente sintiendo placer. Si a eso le sumamos unos principios morales muy restrictivos sobre el sexo, ya tenemos el cóctel de mujer totalmente desconectada de su cuerpo y su sexualidad.

La vida es demasiado corta como para practicar este acto a medias Dile lo que quieres, no te cortes. Así que aplícate el cuento. Puedes dar órdenes, expresar tu opinión, exponer la lista de la compra en alto Pero usa tu lengua para algo, no dejes al otro allí marginado. Conciencia social, ya sabes. La vida es demasiado corta como para practicar este tipo de acto venéreo a medias. Da instrucciones precisas Tu cita no es adivina. Y en el caso de las mujeres, lo mismo. Vamos, que esto es un mundo, amigo.

Se centran en la penetración, y eso es justo lo menos importante. Tienen una cita con una mujer y solo piensan en penetrarla. Y al final es lo que acaban haciendo. Luego se preguntan las razones por las que ellas no han vuelto a llamarlos.

Lorena G. Pero también hay casos de éxito. Tinder no es el belcebú. Una mirada crítica a lo que ellos ofrecen Temas de Hoy.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.