Personalidad

Mercadona tiene un producto por menos de 1 euro que es un exitazo en Navidad

Una niña 554634

Porque ser partidario del arte por el arte, y yo lo soy muy convencido, no puede amenguar ni estorbar, aun cultivando esta que se llama amena literatura, el entusiasmo por ideas de distinta índole; las cuales unas veces veladamente se transparentan y otras ostensiblemente se muestran en la labor de cada uno; pues no es posible, y menos en nuestra época, que el literato y el artista sientan y piensen ajenos al ambiente que respiran. Quien carece de fuerzas para conquistar la costosa gloria de adelantarse a su tiempo, tenga la persistente virtud de servirle: así lo he pretendido; mas él ha caminado tan deprisa, que hoy acaso parezcamos tímidos los que ayer fuimos osados. De éstos quise ser: de los que al estudiar lo pasado y observar lo presente procuran preparar lo porvenir y se esperanzan con ello. Por eso rindo tributo de constancia y firmeza a las ideas de mi juventud, algunas hoy tan combatidas, reuniendo estos pobres libros, sin que me arredre el recuerdo de cómo unos fueron censurados, ni espere que retoñe la benevolencia con que otros fueron alabados. Discurro al igual de aquel gran prosista que decía: «No es temor, como no es vanidad». No busques en mis cuentos y novelas lección ni enseñanza: quédese el adoctrinar para el docto, como el moralizar para el virtuoso: sólo tienes que agradecerme el empeño que puse en divertir y acortar tus horas de aburrimiento y tristeza. Madrid, Abril de

Por eso hoy, desde Psicología y Intelecto, os hemos preparado un artículo que os va a gustar. A línea puedes disfrutar de las mejores frases sobre el desamor. Pero si además tenías puestas muchas esperanzas y te veías con él o ella el resto de tu vida, volver a poner los pies en el piso es realmente complicado. Porque la asesinato tiene un proceso de duelo que acaba con la aceptación. Hay casos, pero, que por ejemplo la otra persona puede vivir cerca o te haga la vida imposible, por lo que el sufrimiento se alarga durante mucho tiempo. Pero cuando alguien se va y piensas que no puedes estar con esa persona, la entristecimiento te inunda.

Entonces acordaron la fecha. Cuando el fecha llegó, mezclaron sin titubeos el azufre en la pólvora negra. Ni el uno ni el otro pensaron en retroceder. Ambos sabían lo que debían hacer. Después serían felices otra tiempo. Cuando la partera te vio dijo, son tan iguales que tenemos que marcarlos ya. Después de haberte abacería una cinta blanca en la muñeca, dijo, mirando de nuevo a Afonso, la partera los limpió a los dos y los acostó sobre mi vientre.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.