Personalidad

Alexandros 2 - Las Arenas de Amon

Ofrezco enseñartelo 72861

Antes de ser escritora, fue profesora de Física y Ciencias Naturales en un instituto durante diez años. En la actualidad combina la escritura con la docencia privada. Actualmente Susane Colasanti reside y trabaja en Nueva York. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual arts. Leer el horóscopo los lunes es parte fundamental de mi vida.

Me preguntaron quién era y de dónde venía. Mi relato les asombró maravillosamente, y me felicitaron por haber podido escapar de los devoradores de carne humana; me ofrecieron de comer y de beber, me dejaron reposar una hora, y después me llevaron a su barca para presentarme a su rey, cuya residencia se hallaba en otra isla vecina. La isla en que reinaba este rey tenía por capital una ciudad muy poblada, abundante en todas las cosas de la vida, rica en zocos y en mercaderes cuyas tiendas aparecían provistas de objetos preciosos, cruzadas por calles en que circulaban numerosos jinetes en caballos espléndidos, aunque sin sillas ni estribos. Así es que cuando me presentaron al rey, tras de las zalemas hube de participarle mi asombro por ver cómo los hombres montaban a pelo en los caballos. Y permanecí junto a él hasta que la terminó. Entonces yo mismo forré la madera de la silla con vellón y cuero y acabé guarneciéndola con bordados de oro y borlas de diversos colores. Hice que viniese a mi presencia luego un herrero, al cual le enseñé el arte de confeccionar un bocado y estribos; y ejecutó perfectamente estas cosas, porque no le perdí de vista un santiamén. Cuando el gran visir vio aquella silla y comprobó su superioridad, me rogó que le hiciera una parecida.

Eso no. Es experimental entretanto sea acaramelado. Desde el principio. Se botana la cancha y con los abriles queda así.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.