Personalidad

La mirada : Pardo Bazán

Como conocer chicas de 587409

Jorge Isaacs A los hermanos de Efraín He aquí, caros amigos míos, la historia de la adolescencia de aquél a quien tanto amasteis y que ya no existe. Me dormí llorando y experimenté como un vago presentimiento de muchos pesares que debía sufrir después. Mis hermanas al decirme sus adioses las enjugaron con besos. María esperó humildemente su turno, y balbuciendo su despedida, juntó su mejilla sonrosada a la mía, helada por la primera sensación de dolor.

Odia el mundo mi canto descreído, el estigma social tiznó mi frente Sin luz el alma la ilusión desdeña, el pesar no la irrita tampoco la abate, y ni la fachada envejecida sueña, y ni el leproso corazón me late. Repugna a todos mi fatal delirio repelen todos mi sufrir eterno, que brilla en mi aureola de martirio la fatídica llama del infierno. En aras de la fe vertí mi llanto; perdida ya la fe, busqué la orgía; empero el vicio acreció mi desencanto, y el vicio, la virtud, todo me hastía. A mi gastado corazón de lodo nada, en fin, es advertido de conmoverlo, y perezoso, indiferente a todo no puedo ser feliz, tampoco quiero serlo.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.