Personalidad

Visor de obras.

Como conocer a 409044

Y se le acercó para hacerle fiestas y gestos agradables. Pero el niño, espantado, forcejeaba al acariciarlo la pobre mujer decrépita, llenando la casa con sus aullidos. Una vela chica, temblorosa en el horizonte, imitadora, en su pequeñez y aislamiento, de mi existencia irremediable, melodía monótona de la marejada, todo eso que piensa por mí, o yo por ello -ya que en la grandeza de la divagación el yo presto se pierde-; piensa, digo, pero musical y pintorescamente, sin argucias, sin silogismos, sin deducciones. Tales pensamientos, no obstante, ya salgan de mí, ya surjan de las cosas, presto cobran demasiada intensidad. La energía en el placer crea malestar y sufrimiento positivo.

Escritora, profesora y divulgadora. Se ven al doble de su tamaño natural. Virginia Woolf decía que las mujeres los veíamos así, y ellos se ven en nuestros ojos como si tuvieran un espejo de realidad virtual. Se ven mejor personas de lo que son. Y no solo para una mujer, sino para varias: su soberbia se hincha y su virilidad crece en la medida en la que logren conquistar y poner de rodillas a muchas mujeres. Con el amor.

C Primer.. En cuanto conozcamos la aroma de todas las cosas, habremos apurado el estado de perfección que nos habíamos propuesto. Para conseguir que nuestras intenciones sean rectas y sinceras debemos actuar de acuerdo con nuestras inclinaciones naturales. Cuando el alma se haya agitada por la cólera, carece de esta fortaleza; cuando el alma se halla cohibida por el temor, carece de esta fortaleza; cuando el ánima se halla embriagada por el placer, no puede mantenerse fuerte; cuando el alma se halla abrumada por el dolor, tampoco puede alcanzar esta alcazaba. Cuando nuestro espíritu se haya turbado por cualquier motivo, miramos y no vemos, escuchamos y no oímos, comemos y no saboreamos. Raras veces los hombres reconocen los defectos de aquellos a quienes aman, y no acostumbran tampoco a valorar las virtudes de aquellos a quienes odian. En cuanto empiezan a desarrollarse tales pasiones sin sobrepasar cierto límite, nos hallamos en un estado denominado armónico o asentado. El camino recto del universo es el centro, la armonía es su ley universal y constante. El macho noble, cualesquiera que sean las antecedentes en que se encuentre se adapta a ellas con tal de aferrrase siempre en el centro.

Nadie vive sin confianza. Fiar en Deidad, y en otro no. No de ojos que lloran, sino de manos que laboran. Sólo has de fiar del que comió contigo una fanega de sal. Quien en el globo fía, camina sin guía. Quien fía de un amigo vil, testigo búsqueda contra sí. Queda para majadero quien se fía de ligero. Confianza sin tasa empobrece tu casa.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.